Fibras: solubles o insolubles, esa es la cuestión

La nutrición saludable implica una dieta equilibrada y las fibras juegan un papel esencial en la salud y el bienestar

Por Código Salud

Por Andrea Favre, Directora de Marketing de Ingredion Sudamérica.

Una de las tendencias que muestra un crecimiento sostenido en los últimos años, potenciada sobre todo dentro del contexto de pandemia mundial por el Covid-19, es la intención de lograr una buena alimentación. En este sentido, la salud y el cuidado personal es el asunto de mayor interés para los habitantes de Latinoamérica.

De acuerdo con un estudio realizado por Opinaia, el 72% de los encuestados en Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Chile afirmó que el tema de la alimentación les “interesa mucho” y el 65% señaló que es el aspecto más relevante para tener un buen estado de salud.

La nutrición saludable implica una dieta equilibrada. Pero a veces, por más variedad de colores y texturas que contenga el plato, los alimentos ingeridos no terminan aportando todo lo que hace bien. Es entonces que se necesita enriquecer la presencia de componentes vitales para el correcto funcionamiento del organismo.

Para esta misión, las fibras juegan un papel esencial en la salud y el bienestar. Y los consumidores están ávidos por ellas. Así lo revela el último Atlas Global Consumer Insights Program de Ingredion, confeccionado en base a una encuesta online de la que participaron más de 10 mil personas de 33 países diferentes, entre ellos Argentina. El 78% contestó que privilegia los alimentos y bebidas con alto contenido de fibra.

Las fibras impactan positivamente en el organismo por un mix de propiedades beneficiosas, como la particularidad de ser un carbohidrato no digerible por el cuerpo. ¿Qué significa esto? Las fibras insolubles llegan intactas al colon: al retener agua y no disolverse, aumentan la sensación de saciedad -facilitando el control del peso- y favorecen el tránsito intestinal. Por otra parte, también hay fibras solubles, que estimulan la proliferación de la flora intestinal y contribuyen a la salud digestiva e inmunológica. La cuestión radica en saber cuáles son las indicadas para atender cada necesidad en particular.

Ambos tipos de nutrientes les otorgan características únicas a los alimentos que componen. Los atributos principales de las fibras insolubles vienen dados sobre todo por su incapacidad de absorber agua. Esto facilita su utilización en panificados -mejorando asimismo la textura en productos sin gluten-, les dan crocancia al cereal y vuelven las masas para pastas más resistentes a la cocción.

En tanto que las fibras solubles les dan una mejor textura a los snacks y, al promover la reducción de azúcares, vuelven más sanas a las barras de cereal. También aumentan la cremosidad de los helados, reducen las calorías en las golosinas y no alteran los sabores si se consumen en suplementos dietarios.

Hay empresas como Ingredion que cuentan con un amplio portafolio de fibras pensadas para diversas aplicaciones, obtenidas a partir de compuestos naturales de consumo seguro y aptas para convertirse en aliadas de todo tipo de recetas. La clave: elegir saludable. Siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

CÓDIGO SALUD

mentes curiosas y saludables

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: